BLTC Press Titles


available for Kindle at Amazon.com


The Bhagavad Gita

Anonymous


Knowledge of Higher Worlds and its Attainment

Rudolf Steiner


Esoteric Buddhism

A. P. Sinnett


The Diplomatic Background of the War

Charles Seymour


El Protestantismo comparado con el catolicismo

by Jaume Balmes

Excerpt:

CAPÍTULO III.

La proposicion sentada al fin del capítulo anterior me sugiere un corolario que, si no me engaño, ofrece una nueva demostracion de la divinidad de la Iglesia católica.

Se ha observado como cosa muy admirable la duracion de la Iglesia católica por espacio de 18 siglos, y eso á pesar de tantos y tan poderosos adversarios; pero quizá no se ha no

tado bastante, que atendida la índole del espíritu humano, uno de los grandes prodigios que presenta sin cesar la Iglesia, es la unidad de doctrina en medio de toda clase de enseñanza, y abrigando siempre en su seno un número considerable de sabios.

Llamo muy particularmente sobre este punto la atencion de todos los hombres pensadores; y estoy seguro de que aun cuando yo no acierte á desenvolver cual merece este pensamiento, encontrarán ellos aquí un gérmen de muy graves reflexiones. Tal vez se acomodará tambien este modo de mirar la Iglesia al gusto de ciertos lectores, pues prescindiré enteramente de los caracteres que se rocen con la revelacion, y consideraré el Catolicismo, no como religion divina, sino como escuela filosófica.

Nadie que haya saludado la historia de las letras me podrá negar, que en todos tiempo haya tenido la Iglesia en su seno hombres ilustres por su sabiduría. En los primeros siglos, la historia de los padres de la Iglesia es la historia de los sabios de primer orden, en Europa, en África y en Asia; despues de la irrupcion de los bárbaros, el catálogo de los hombres que conservaron algo del antiguo saber, no es masque un catálogo de eclesiásticos; y por lo que toca á los tiempos modernos, no es dable señalar un solo ramo de los conocimientos humanos, en que no figuren en primera línea un número considerable de católicos. Es decir que de 48 siglos á esta parte, hay una serie no interrumpida de sabios, que son católicos, ó que están acordes en un cuerpo de doctrina formado de la reunion de las verdades enseñadas por la Iglesia católica. Prescindiendo ahora de los caractéres de divinidad que Ja distinguen y considerándola únicamente como una escuela, ó una secta cualquiera, puede asegurarse que presenta en el hecho que acabo de consignar, un fenómono tan extraordinario que ni es posible hallarle semejante en otra parte, ni es dable explicarle como comprendido en el orden regular de las cosas.

Seguramente que no es nuevo en la historia del espíritu humano, el que una doctrina mas ó ménos razonable, haya sido profesada algun tiempo por un cierto número de hombres ilustrados y sabios : este espectáculo lo hemos presenciado en las sectas filosóficas antiguas y modernas; pero que una doctrina se haya sostenido por espacio de muchos siglos, conservando adictos á ella á sabios de todos tiempos y países, y sabios por otra parte muy discordes en sus opiniones particulares, muy diferentes en costumbres, muy opuestos tal vez en intereses, y muy divididos por sus rivalidades, este fenómeno es nuevo, es único, solo se encuentra en la iglesia católica. Exigir fe, unidad en la doctrina, y fomentar de continuo la enseñanza, y provocar la discusion sobre toda clase de materias; incitar y estimular el exámen de los mismos cimientos en que estriba la fe, preguntando para ello á las lenguas antiguas, á los monumentos de los tiempos mas remotos, á los documentos de la historia, á los descubrimientos de las ciencias observadoras, á las lecciones de las mas elevadas y analíticas; presentarse siempre con generosa confianza en medio de esos grandes liceos donde una sociedad rica de talentos y de saber, reune como en focos de luz todo cuanto le han legado los tiempos anteriores, y lo demas que ella ha podido reunir con sus trabajos, hé aquí lo que ha hecho siempre, y está haciendo todavía, la Iglesia; y sin embargo la vemos perseverar firme en su fe, en su unidad de doctrina, rodeada de hombres ilustres, cuyas frentes ceñidas de los laureles literarios ganados en cien palestras, se le humillan serenas y tranquilas sin que lo tengan á mengua, sin que crean que deslustren las brillantes auréolas que resplandecen sobre sus cabezas.


... from the RetroRead library, using Google Book Search, and download any of the books already converted to Kindle format.

Browse the 100 most recent additions to the RetroRead library

Browse the library alphabetically by title

Make books:

Login or register to convert Google epubs to Kindle ebooks

username:

password:

Lost your password?

Not a member yet? Register here, and convert any Google epub you wish


Powerd by Calibre powered by calibre