BLTC Press Titles


available for Kindle at Amazon.com


Novalis Including Hymns to the Night

Novalis, George MacDonald, Thomas Carlyle


The Picture of Dorian Gray

Oscar Wilde


The Secret Doctrine, Volume I Cosmogenesis

H. P. Blavatsky


The Art of Worldly Wisdom

Baltasar Gracian


Fiestas movibles, ayunos y otras observancias, y ritos anuales de la Iglesia Catholica

by Alban Butler

Excerpt:

DE LA INSTITUCION DEL ADVIENTO.

El Adviento (a) es un tiempo de penitencia y devoción antes de la Natividad de Nuestro Señor Jcsu-Christo, señalado por la Iglesia para preparación á aquella gran solemnidad del Nacimiento del Señor. Mandáronse por el mismo Dios en la antigua ley las Festividades para commemoracion de sus principales beneficios y misericordias, y que los hombres se instruyesen perfectamente en ellas, las llevasen siempre en su memoria, tributasen continuamente gracias por ellas, y se excitasen á disponerse para recibir el fruto de misterios tan admirables.Las Festividades de la Ley de Gracia deben celebrarse con tanta mayor preparación y devoción, quanto los Misterios que

(a) Esta palabra Latina significa Venida, por que es una prepa* ración para celebrar dignamente la Venida de Jesu-Christo(al mundoi

Sobie la institución del Adviento pueden Terse Du Gamje in Glossario Latino V. Advcntus: Menardus not. in Sacramentar» S.Gregor. M. vel ¡nur opera Gregor. M. t.3. p. 445.de ant. Ecclesiar Disciplina in Div, Ofic.p.65. Theoph.RaynaucL Op. t.i. p.479. Thoinassin. Tr. des Fetes e. 4. y de J?une 1. t. c. -23. & Hist. de i' Avent. Joan Freder. Meyer Ecloga de Dominicis Advcntus, en Grípswald en Pomerahia aní 1701. Ecloga: Ev;uj¡». Meyero. Neumisterianae, Hamburgi, t. iJ El Ab.id de 1' Isle, Dogma! de Jeune Moral, de Jcjunio. Card. Lamtbertin. postea Bened. XIV. in Institutionibus, t. 1. inst. ,n. de Adventu: Gtvant, Commcut. Breviar de Adventu:. Meraa. ibid. Goar: Leo Aliatiu». &c

en ellas celebramos exceden en dignidad á los de la ley antigua, los quales, por admirables que fuesen no fueron mas que unas meras figuras, emblemas, ó sombrjs de los nuestros. Debemos presentarnos ante Dios revestidos de las ropas inmaculadas de pureza y de santidad, y animados del espíritu y disposiciones de una d.-vocion la mas ardiente, especialmente en aquellos dias que son emblemas del eterno Sábado de la celestial Jemsa.'cm que havremos de celebrar entre los electos con himnos de adoración, y de alabanza. En estas solemnidades junta todo el pueblo de Dios sobre la tierra sus lagrima*, sus preces y sus sacrificios de adoración y gracias para glorificar á Dios por sus inefables misericordias. Mui grande debe ser el fervor con que desempeñemos esta obligación, y rindamos este tributo, como miembros que somos todos de un mismo cuerpo, y copartícipes de la plenitud de sus bendiciones. Aquel tesoro inmenso de gracia*, adquiridas á tanto precio para nosotros, y ofrecidas en estos misterios sagrados Se nos repartirá con tanta mas abundancia quanto mayor sea el fervor con que nos presentemos dispuestos y purificado*, y según el aSincocon que imploremos la misericordia Divina, y ofrezcamos homenages puros de propiciación, adoración, y al-ib-inza j en reconocimiento de favores tan celestiales é incomprehensibles. Para este fin se dispusieron las Vigilias, o1 Visperas para preparación á las Festividades grandes. La ■Quaresma, como vigilia la mas larga y solemne para preparación de la Pascual y el Adviento antes de NaA vidad, o venida de Chri to en carne mortal, orig -n qué fué y facunda fuente de los demás misterios y gracias de nuestra Redención.

£1 Adviento consta de quatro Semanas, o á lomenos de quatro Domingos que principian en el mas próximo al día de San Andrés, bien sea antes, bien dcspu«* de el, desde el 27 de Noviembre al dia 3 de Diciembre inclusive. Su institución al parecer es tan antigua como el mismo dia de Pascua de Navidad, aunque ha variado en tiempos y lugares la Disciplina de la Iglesia en> quanto al modo de observarle. En algún tiempo fué de quareqta dias, 6 seis semanas como la Quaresma, y guardado con riguroso ayuno universal, en unas partes de Precepto, y en otras de devoción. La Iglesia de Milán, tenaz en el antiguo .ritual de su Disciplina, observa en el dia las seis semanas de Adviento, como lo hizo antiguamente la Iglesia de Toledo, y aun toda España¿ ( siguiendo el Rito Mozárabe en su Liturgia, ) las Iglesias de Francia también antes de Carlomagno, como demuestran Martenne y Mabillon por testimonios auténticos. (1) Por tanto en el Rito Ambrosiano de Milán se hallan en la Liturgia los seis Domingos de Adviento, siendo allí siempre el primero el Domingo después de la ^Fiesta de San. Martin, como observa Rodulfo de Tongres, (2) del mismo modo que lo vemos en la Liturgia Mozárabe. Aunque en la Gclasiana, usada en Roma antes de San Gregorio el Magno, solo se cuentan cinco Domingos de Adviento, como lo confirma Amalaerio. El Concilio de Mazon en Francia del año de 581 (3) afirma, deberse guardar el Adviento desde el dia de S. Marr tin hasta Navidad, cuyo tiempo sin contar los Domingos compone los quarenta dias, como los de Quaresma. En las Capitulares del Emperador Cario Magno, establecidas en varios Concilios, y formadas de varios decretos,, se dice, que el Adviento consta de quarenta dias,.

(1) Manten: de ant. Monachor. Rltibus I.5. e. x. Item Ancienne Dis-j ctpliue de /' Eglise sur les ofic. c. 103. ^2) Radulph. Tangrens Profostt. 16. Vtde Missam AmbrosUxn. apu.i Pamelium. (3) Can. 9. tub. Rege Guntramno.


... from the RetroRead library, using Google Book Search, and download any of the books already converted to Kindle format.

Browse the 100 most recent additions to the RetroRead library

Browse the library alphabetically by title

Make books:

Login or register to convert Google epubs to Kindle ebooks

username:

password:

Lost your password?

Not a member yet? Register here, and convert any Google epub you wish


Powerd by Calibre powered by calibre